10 tips para evitar el robo de tu bebé en el hospital

Todos hemos visto en las noticias los escalofriantes casos de bebés que fueron robados justo en el hospital donde acaban de nacer. Ahora que te está llegando el momento de dar a luz, es muy importante asegurarte que esto no te pasará a ti.

Aquí, el peligro puede venir en varias formas, ya sea una mujer disfrazada de enfermera que toma al niño directamente de los brazos de la madre o un hombre disfrazado de médico que lo sustrae de los cuneros.

¿Cómo puedes prepararte para proteger a tu bebé? A continuación te presentamos 10 consejos básicos proporcionados por Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (www.missingkids.com) de Estados Unidos:

1) Investiga los procedimientos de seguridad usados por el centro hospitalario en algún momento antes de dar a luz a tu bebé. Solicita una copia de las pautas escritas sobre cuidados especiales y procedimientos de seguridad en la sala de maternidad. Conoce todos los procedimientos que se han adoptado para proteger a tu bebé mientras esté en ese establecimiento.

2) Después de la admisión, pregunta nuevamente sobre los protocolos del centro hospitalario respecto a los procedimientos de rutina de la sala de recién nacidos, las horas de comidas y de visitas y las medidas de seguridad.

3) Vigila con atención a tu bebé recién nacido. Aunque es normal que los padres nuevos se sientan ansiosos, es importante canalizar esa energía en una vigilancia positiva y mantener a tu bebé directamente a la vista.

4) No dejes a tu bebé fuera de tu vista incluso cuando vayas al baño o tomes una siesta. Si sales de la habitación o tienes intenciones de dormir, avisa a las enfermeras para que lleven a tu bebé a la sala de recién nacidos o pide a un miembro de confianza de tu familia que lo vigile. Siempre que sea posible mantén la cuna del bebé en el lado de tu cama que esté más alejado de la puerta de la habitación.

5) No entregues tu bebé a nadie que no tenga identificación de ese centro hospitalario debidamente verificada. Averigua cuál es la identificación adicional o especial del personal del hospital que ha sido autorizado para transportar a tu bebé. Si tienes preguntas o alguna preocupación habla con una persona de autoridad, como el director de la unidad o la enfermera encargada.

6) Conoce al personal que trabaja en la sala de maternidad. Durante estancias breves en el centro hospitalario pide que te presenten a la enfermera encargada de tu bebé y de ti.

7) Interroga a las personas desconocidas que entren a tu habitación o que pregunten sobre tu bebé, aunque estén vestidas con uniformes médicos del hospital o parezcan tener alguna razón para estar allí. Alerta de inmediato a la estación de enfermeros.

8) Averigua dónde estará tu bebé cuando lo lleven a hacerle exámenes, y cuánto tiempo durarán dichos exámenes. Investiga quién autorizó los exámenes. Es apropiado que acompañes a tu bebé para observar el procedimiento si no te sientes cómoda con alguna persona que quiera llevárselo, que no pueda aclarar qué exámenes quieren hacerle o por qué quieren sacarlo de tu habitación. Si no puedes acompañar al bebé, haz que lo acompañe un miembro de confianza de tu familia.

9) Para los archivos que llevarás a tu casa, toma por lo menos una fotografía a color de todo el rostro de tu bebé, de frente. Además, dado que se recomienda que los centros hospitalarios tomen impresiones de la planta del pie de los recién nacidos, pide que te den una copia para llevar contigo. Y escribe una descripción completa de tu bebé que incluya el color del cabello y de los ojos, tamaño, peso, fecha de nacimiento y características físicas específicas.

10) En algún momento después del nacimiento de tu bebé pero antes de ser dada de alta del centro hospitalario, pide una copia escrita de los procedimientos para cualquier tratamiento de seguimiento programado por el hospital que vayas a recibir en tu casa.

 

¿Quieres sugerir un tema?
Con gusto lo desarrollaremos.   Ir

Noticias Recientes

  • ¿Qué hacer cuando el humo de un incendio acecha tu casa?

    Las condiciones secas aumentan la posibilidad de que ocurran incendios forestales en zonas verdes cerca de la ciudad. Aunque es poco probable que el fuego llegue hasta tu casa, sí es muy común que el humo inunde colonias enteras, poniendo en riesgo la salud de las personas.

    Leer más
  • No dejes que la cobranza te acose

    Está bien, es verdad que debes dinero al banco, pero eso no significa que puedan acosarte día y noche para que pagues.

    Aunque por desgracia esta es una situación que viven miles de deudores, en realidad hay límites muy claros de lo que pueden y no pueden hacer estos famosos despachos de cobranza, que son contratados por las instituciones financiaras para hacer el trabajo sucio.

    Leer más
  • Evita fraudes al comprar auto por Internet

    Hoy en día se puede comprar casi cualquier cosa por Internet, incluyendo un auto. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertas precauciones para evitar ser víctima de vendedores deshonrados, que cada vez más usan la red para atraer y engañar a compradores ingenuos en busca de una buena oferta.

    Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Categorías

porn