No permitas que roben tu identidad

Imagina recibir una fotomulta por un auto que tú no tienes pero que misteriosamente está a tu nombre . O qué tal un requerimiento de Hacienda por impuestos que debes de operaciones que nunca realizaste. Esto es precisamente el tipo de pesadilla que viven las víctimas de robo de identidad.

¿En qué consiste este delito? ¿Cómo puedes evitar ser una víctima más? ¿Y qué puedes hacer si ya caíste? A continuación te ofrecemos las respuestas a estas preguntas, con información proporcionada por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

¿Qué es el robo de identidad?

El robo de identidad, también llamado usurpación de identidad, sucede cuando una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida de los datos personales de otra sin la autorización de ésta última, usualmente para cometer un fraude o delito.

La identidad la constituyen los datos personales como nombre, teléfono, domicilio, fotografías, huellas dactilares, números de licencia y de seguridad social, incluyendo información financiera o médica, así como cualquier otro dato que permita identificar a una persona.

En muchos casos, el ladrón utiliza la información ilegalmente adquirida para

contratar productos y servicios financieros a nombre de la víctima.

¿Qué puedo hacer para no ser víctima?

La Condusef ofrece las siguientes medidas preventivas para evitar el robo de identidad:

  • Estado de cuenta o consulta de movimientos: Verificarlos constantemente para identificar movimientos que no se recuerde haber efectuado, en cuyo caso será necesario acudir a la Condusef o a la institución financiera para descartar robo de identidad.
  • Contraseñas: Utilizar claves que no se relacionen con datos personales como fechas de nacimiento, números telefónicos o nombres de familiares; utiliza letras mayúsculas, minúsculas y números combinados.
  • Eliminación de documentos: Al deshacerte de los documentos que contengan información personal o financiera o tarjetas de crédito o débito vencidas, destrúyelos perfectamente.
  • Resguardo de documentos: Todos los documentos personales o archivos electrónicos, así como NIP, password y claves dinámicas deben conservarse en un lugar seguro para evitar que personas extrañas tengan acceso a ellos.
  • Correos electrónicos: Se debe eliminar cualquier mensaje sospechoso o que solicite información personal o financiera. Es mejor no abrirlos e informa a tu proveedor de Internet para ayudar a erradicarlos.
  • Conexión a sitios web: Nunca ingreses tus contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por correo electrónico chat. Ingresa directamente a la dirección oficial de la institución financiera.
  • Uso de contraseñas: Nunca envíes tus claves y NIP por correo electrónico y jamás las compartas con nadie.
  • Correspondencia a domicilio: Si recibes información o invitaciones para dar datos personales, de instituciones financieras o establecimientos comerciales a cambio de promociones, ofertas y regalos, mejor deséchalos.
  • Computadoras seguras: No utilices equipos públicos para realizar movimientos bancarios o compras por internet. Tu información puede quedar grabada en ellos con el uso de software maligno
  • Compras por Internet: Asegúrate de que el sitio que visitas sea totalmente seguro y confiable. El proveedor debe informar su identidad, denominación legal, políticas de venta y de privacidad, así como datos de su ubicación física.

¿Qué hago si ya fui víctima?

Si ya sufriste un robo de identidad, se recomienda:

  • Acudir a la Condusef a presentar la reclamación por la afectación sufrida y recibir la asesoría necesaria para bloquear tu Buró de Crédito e iniciar la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público de la localidad, para evitar posibles repercusiones legales y dejar a salvo tus derechos.
  • Llamar a aquellas instituciones financieras o establecimientos comerciales en los que tienes cuentas e informa de tu situación para evitar mayores daños.
  • Solicitar tu Reporte Especial de Crédito. Si identificas algo anormal notifícalo de inmediato a la Sociedad de Información Crediticia (SIC).

Asimismo, la Condusef puede ayudarte de la siguiente forma:

  • Te guía en la elaboración del escrito formal explicativo de lo sucedido, destacando las cuentas afectadas y/o los créditos contratados a tu nombre que no reconoces. Este escrito debe acompañarse de una identificación oficial vigente, estados de cuenta y notificaciones que te hayan llegado de las operaciones que no reconozcas, entre otros.
  • De no contar con un reporte especial de crédito actualizado, la Condusef lo tramita para que también se notifique a la SIC de las inconformidades que hayan surgido.
  • Si dentro de tus cuentas afectadas, alguna corresponde a un establecimiento comercial, te canalizará a la Profeco.
  • Una vez concluido el proceso de reclamación con la o las instituciones financieras, la Condusef notificará al SAT tu caso para los posibles efectos fiscales que procedan.

¿Dónde obtengo más información?

Para cualquier duda o consulta adicional, puedes comunicarte directamente a la Condusef al teléfono 01-800-999-8080.

Fuente: Condusef

Foto: Freepik / Janaka Dharmasena

 

¿Quieres sugerir un tema?
Con gusto lo desarrollaremos.   Ir

Noticias Recientes

  • ¿Qué hacer cuando el humo de un incendio acecha tu casa?

    Las condiciones secas aumentan la posibilidad de que ocurran incendios forestales en zonas verdes cerca de la ciudad. Aunque es poco probable que el fuego llegue hasta tu casa, sí es muy común que el humo inunde colonias enteras, poniendo en riesgo la salud de las personas.

    Leer más
  • No dejes que la cobranza te acose

    Está bien, es verdad que debes dinero al banco, pero eso no significa que puedan acosarte día y noche para que pagues.

    Aunque por desgracia esta es una situación que viven miles de deudores, en realidad hay límites muy claros de lo que pueden y no pueden hacer estos famosos despachos de cobranza, que son contratados por las instituciones financiaras para hacer el trabajo sucio.

    Leer más
  • Evita fraudes al comprar auto por Internet

    Hoy en día se puede comprar casi cualquier cosa por Internet, incluyendo un auto. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertas precauciones para evitar ser víctima de vendedores deshonrados, que cada vez más usan la red para atraer y engañar a compradores ingenuos en busca de una buena oferta.

    Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Categorías

porn