Compartir archivos en Internet de manera segura

Juegos, música, libros, películas, software… todo está en Internet. Si eres de los fanáticos del intercambio de archivos o quieres ingresar a este mundo, es importante que conozcas los riesgos de este tipo de sistemas y la forma de proteger tu computadora y tu privacidad.

Descargar programas maliciosos (malware), material pirateado o pornografía, además de permitir que personas desconocidas tengan acceso a tus archivos personales, son algunos de los peligros comunes en las llamadas redes P2P, los cuales pueden minimizarse siguiendo estas recomendaciones:

1) Instala un programa de seguridad 

Antes de entrar al mundo del intercambio de archivo, es importante que instales un programa de seguridad confiable que incluya protección antivirus y antiespía, el cual debe estar configurado para que se actualice automáticamente (al igual que tu sistema operativo).

Ya que tienes instalado tu programa de seguridad, úsalo. Antes de abrir o reproducir archivos descargados, haz que el software los revisa. Si identifica algún tipo de problema, elimínalos de inmediato.

Si un programa para compartir archivos te pide que desactives o cambies la configuración de tu sistema de seguridad, piensa dos veces antes de hacerlo, pues esto reducirá el nivel de protección de tu computadora.

2) Respalda tu información 

Navegar por estas redes es una actividades bastante riesgosa, aún contando con protección, por lo que antes de empezar también conviene que respaldes tus archivos importantes, sólo en caso de que tu computadora llegue a colapsar.

3) Limita las carpetas compartidas 

Al instalar tu programa para intercambio de archivos, y conoce exactamente cuáles son las carpetas que pondrás a disposición de los demás. Estos programas están diseñados para compartir archivos, y una vez que los instales en tu computadora puedes estar compartiendo archivos, carpetas y subcarpetas que no tenías intención de intercambiar.

Por ejemplo, si configuras inadvertidamente la función de carpeta “compartida”, podrías exponer información almacenada en el disco duro de tu computadora

No guardes ningún archivo, carpeta o subcarpeta con información personal en tus carpetas “compartidas” o de archivos “descargados”.

Además, problemas de seguridad con el programa podrían estar abriéndole la puerta a los ataques de los hackers. Hay algunos programas maliciosos que están diseñados para cambiar la configuración de las carpetas que designaste para compartir, con el objetivo de que los delincuentes puedan acceder a su información personal.

4) Usa sitios respetables 

En realidad no hay forma de saber si el archivo que estás bajando es lo que dice ser. Por eso, lo mejor es que trates de usar sitios que son bien moderados y que circulan contenido legal, como ClearBits (www.clearbit.net) y Public Domain Torrents (www.publicdomaintorrents.com). De esta forma correrás menos riesgos y puedes estar más seguro de lo que estás bajando.

5) Bloquea tu dirección IP 

Una de las desventajas de usar estos sistemas, incluso para descargas legales, es que una parte de tu información está disponible para todos los que comparten un archivo. Lo que puedes hacer es utilizar un programa como Peerblock (www.peerblock.com) que bloquea automáticamente la comunicación con computadoras maliciosas.

6) Lee los comentarios 

Si el buscador de archivos que estás usando permite a los usuarios dejar comentarios, siempre tómate el tiempo de leerlos antes de hacer click en la liga para descargar. Si existe un problema con el archivo, probablemente alguien ya lo sufrió y lo comentará.

7) Limita el uso de tu ancho de banda 

El sistema está configurado para permitir la mayor cantidad de información que soporte tu conexión, pero esto puede acabarse el ancho de banda y hacer que otras actividades de Internet queden congeladas. Por fortuna, la mayoría de los clientes para intercambio de archivo te permiten ajustar el uso del ancho de banda de una manera sencilla.

8) Cierra tu conexión 

Cuando no estés descargando archivos es importante que cierres completamente el programa eligiendo la opción “Salir” en el menú principal. Muchas veces no es suficiente con hacer click sobre la “X” y, si permanece abierta, otros usuarios aún podrían continuar accediendo a tus archivos compartidos. Aquí también ten cuidado con los programas que se abren automáticamente cada vez que enciendes tu computadora.

9) Usa cuentas de usuario separadas 

Si compartes la computadora con otras personas, considera establecer cuentas de usuario con derechos limitados. Como administrador sólo tú podrás instalar software e impedirás que ciertos usuarios accedan a las carpetas y subcarpetas de los demás.Para proteger tu cuenta de administrador usa una contraseña fuerte, de modo que otra persona no pueda desactivar las funciones de seguridad.

10) Habla con tu familia 

Si tienes niños o jóvenes, pregúntales si han descargado algún programa de intercambio de archivos y si han compartido juegos, videos, música u otro material. Habla con ellos sobre la seguridad en Internet y los riesgos que involucra el intercambio de archivos. Si tus hijos están decididos a usar un programa para compartir archivos, explícales cómo instalar y usar el software correctamente.

 

¿Quieres sugerir un tema?
Con gusto lo desarrollaremos.   Ir

Noticias Recientes

  • ¿Qué hacer cuando el humo de un incendio acecha tu casa?

    Las condiciones secas aumentan la posibilidad de que ocurran incendios forestales en zonas verdes cerca de la ciudad. Aunque es poco probable que el fuego llegue hasta tu casa, sí es muy común que el humo inunde colonias enteras, poniendo en riesgo la salud de las personas.

    Leer más
  • No dejes que la cobranza te acose

    Está bien, es verdad que debes dinero al banco, pero eso no significa que puedan acosarte día y noche para que pagues.

    Aunque por desgracia esta es una situación que viven miles de deudores, en realidad hay límites muy claros de lo que pueden y no pueden hacer estos famosos despachos de cobranza, que son contratados por las instituciones financiaras para hacer el trabajo sucio.

    Leer más
  • Evita fraudes al comprar auto por Internet

    Hoy en día se puede comprar casi cualquier cosa por Internet, incluyendo un auto. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertas precauciones para evitar ser víctima de vendedores deshonrados, que cada vez más usan la red para atraer y engañar a compradores ingenuos en busca de una buena oferta.

    Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Categorías

porn