¿Cómo evitar que un virus entre en tu computadora?

Los virus, junto con otros programas maliciosos, están al acecho en Internet, esperando una oportunidad para atacar tu computadora. Darles esa oportunidad es muy sencillo, pues sólo se necesita un pequeño descuido para abrirles la puerta y desatar el caos.

Información borrada y hasta una máquina inservible pueden ser algunos de los efectos del ataque de estos bichos. Por fortuna, es posible evitar dolores de cabeza usando algunas herramientas computacionales y, sobre todo, implementando hábitos sanos al navegar por Internet.

La primera línea de defensa es el software antivirus, una herramienta que protege tu computadora contra cualquier tipo de amenaza cibernética. Pero no sólo basta con instalar un programa, sino que es crucial mantenerlo actualizado con las últimas definiciones de virus.

Existen en el mercado decena de fabricantes de software antivirus, con opciones para todos los sistemas operativos. Algunos de los más famosos son AVG (www.avg.com), Kaspersky (www.kaspersky.com), McAfee (www.mcafee.com), Panda (www.pandasecurity.com), Symantec (www.symantec.com) y Trend Micro (www.trendmicro.com).

También es buena idea estar al pendiente de las actualizaciones de seguridad ofrecidas de manera regular por el fabricante de tu sistema operativo, como Microsoft o Apple, pues reparan vulnerabilidades detectadas en sus productos que pueden ser aprovechadas por los maleantes.

Ya que tienes una computadora protegida, entramos a la parte más difícil que es la de los hábitos, donde se incluye el manejo del correo electrónico, la descarga de archivos y la navegación en general por Internet.

Sin duda, el correo es uno de los caminos preferidos por los malhechores cibernéticos para introducir sus creaciones en las computadoras de los usuarios ingenuos.

La primera recomendación es que nunca abras ningún archivo adjunto que provenga de una fuente desconocida, sospechosa o que no es de fiar. Es más, no deberías abrir un adjunto a menos que sepas qué es, aún si parece provenir de un amigo o de alguien que conoces. Esto es porque algunos virus pueden replicarse a si mismos y diseminarse a través del correo. Lo ideal es siempre tratar de confirmar que tu contacto si realmente te envió ese archivo.

Por otro lado, es un buen hábito borrar todas las cadenas de correo y los mensajes basura. No reenvíes ni contestes ninguno de estos mensajes, pues son considerados como spam, es decir, mensajes no solicitados que atascan los buzones y las redes.

Al navegar por el Web también es importante tener mucho cuidado, pues hay mucho sitios repletos de recursos “infectados”. Aquí, debes poner atención especialmente a los archivos que descargues a tu computadora, para lo cual debes asegúrate de que la fuente es legítima y que tenga buena reputación.

Por otro lado, hay sitios web que incluyen publicidad engañosa para hacerte creer que es una liga inofensiva y al darle clic se ejecuta un programa malicioso. Por ejemplo, al estar en un sitio de descargas, si analizas los anuncios a tu alrededor verás que muchos ponen mensajes como “Download here” para hacerte creer que esa es la liga a presionar. En general, debes mantenerte alejado de cualquier anuncio que trate de engañarte y tener mucha precaución al momento de hacer clic sobre algo.

De especial atención son los sitios de torrents, los cuales se especializan en el intercambio de archivos. Sólo los expertos en este tipo de plataformas pueden salir bien librados, pues es sabido que muchos de los archivos que ahí se difunden tienen códigos malignos en su interior.

Finalmente, es buena idea respaldar tus archivos de manera regular. De esta forma, si un virus logra colarse y destruir tu información, al menos tienes la posibilidad de reemplazarla con una copia.

 

¿Quieres sugerir un tema?
Con gusto lo desarrollaremos.   Ir

Noticias Recientes

  • ¿Qué hacer cuando el humo de un incendio acecha tu casa?

    Las condiciones secas aumentan la posibilidad de que ocurran incendios forestales en zonas verdes cerca de la ciudad. Aunque es poco probable que el fuego llegue hasta tu casa, sí es muy común que el humo inunde colonias enteras, poniendo en riesgo la salud de las personas.

    Leer más
  • No dejes que la cobranza te acose

    Está bien, es verdad que debes dinero al banco, pero eso no significa que puedan acosarte día y noche para que pagues.

    Aunque por desgracia esta es una situación que viven miles de deudores, en realidad hay límites muy claros de lo que pueden y no pueden hacer estos famosos despachos de cobranza, que son contratados por las instituciones financiaras para hacer el trabajo sucio.

    Leer más
  • Evita fraudes al comprar auto por Internet

    Hoy en día se puede comprar casi cualquier cosa por Internet, incluyendo un auto. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertas precauciones para evitar ser víctima de vendedores deshonrados, que cada vez más usan la red para atraer y engañar a compradores ingenuos en busca de una buena oferta.

    Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Categorías

porn